Archives: June 2016

Es bueno saber qué dicen las letras chiquitas

Las necesidades propias de los países, van moldeando las disposiciones oficiales que se deben vigilar y que permitirán a quienes desean poner un negocio, conocer los requerimientos y obligaciones que tendrán que cumplir para operar.

business-plan

Es frecuente que vemos los nombres de las empresas (o razones sociales) seguidos de algunas abreviaturas como “S.A.” o “S.A. de C.V.”, que indican la forma en que están conformadas las sociedades para ofrecer un producto o servicio.

Estas formas de agruparse se llaman Personas Morales y a diferencia de las Personas Físicas que puede ser cualquier persona, son la identidad bajo la que actúan el o los dueños de una empresa ante las autoridades.

Si Juan, Pedro y Miguel ponen una empresa llamada ABC, la persona moral será ABC y los dueños serán los responsables ante las autoridades de lo que suceda con esa persona moral ABC.

Cuando se constituye una persona moral bajo una Sociedad Anónima, lo que se indica es que un grupo de accionistas depositan dinero para que la empresa pueda comenzar a funcionar, a cambio de gozar de las utilidades que produzca esta empresa y con la obligación de cumplir con las obligaciones fiscales que informen a la autoridad de los ingresos y gastos que realizan para calcular los impuestos que pagarán.

Si la sociedad permite que los dueños inviertan montos adicionales entonces se crea una Sociedad de Capital Variable.

Todas estas opciones de asociarse permiten a los empresarios organizarse de la forma en que mejor conviene al negocio que desean operar.

Dentro de todas estas variantes, existe una que es muy especial pues lo que brindan son servicios de financiamiento y se denomina SOFOM, que corresponde a Sociedades Financieras de Objeto Múltiple y lo que hacen es otorgar crédito a distintas a personas físicas y morales para ciertos propósitos.

Las SOFOM’s obtienen fondos a través de emisiones gubernamentales de deuda pública o mediante el fondeo de otras instituciones financieras.

operaciones-empresa

Una de las cosas por las cuales las SOFOM’s se han hecho populares es que ofrecen el llamado “financiamiento puro” o “leasing”.

El financiamiento puro consiste en pagar una renta por un vehículo, maquinaria o equipo en lugar de comprarlo, realizando pagos periódicos que se acuerdan con la SOFOM mediante un contrato que tiene una duración predeterminada.

Al término del contrato el vehículo, maquinaria o equipo se devuelve. Una de las ventajas es que por el precio de una renta se puede obtener un artículo nuevo.

Al término del contrato, éste se puede renovar y obtener otro artículo nuevo, facilitando la renovación de los recursos a un costo razonablemente bajo.

El arrendamiento automotriz es muy utilizado en otros países para adquirir autos nuevos, pues al final del contrato suelen tener una cláusula en la que el usuario puede pagar una suma mucho menor al costo del artículo y quedárselo.

El financiamiento puro es un esquema muy interesante para las empresas pues si compraran el artículo nuevo, los pagos que se realicen si se obtiene con un crédito, no son deducibles, en cambio en el financiamiento puro los pagos por la renta sí lo son.

Este mar de siglas, letras, abreviaturas y términos pueden ser toda una confusión pero vale la pena echarse un clavado pues existen facilidades ocultas en ellas que pueden hacer una gran diferencia para una empresa.