¿Compras en línea? ¡Que no te agarren en curva!

Hoy en día, comprar en línea ya no es sólo una cuestión de gusto, comodidad o preferencia; en muchos casos, es una necesidad.

ecommerce2

Consideremos el ejemplo de los boletos de avión. Actualmente, reservar y pagar un vuelo por internet es un procedimiento completamente seguro, con el que se ahorra tiempo y además se tiene acceso a ofertas especiales. En cambio, tratar de hacerlo por teléfono puede suponer varios minutos y hasta horas de espera, sólo para poder hablar con un ejecutivo. Y en caso de acudir a una agencia, hay que prepararse para una conversación en la que el agente tratará de vendernos lo que no buscamos y en la que probablemente acabaremos pagando una comisión.

Otro caso es el del ámbito académico. Si eres profesor, investigador o estudiante de niveles superiores, sabrás que cierta bibliografía sólo está disponible en librerías online e incluso en formato e-book. Si no quieres quedarte rezagado o, peor aún, sin posibilidad de ejercer tu profesión, tienes que ceder a las compras por internet.

Incorporar el e-commerce a nuestras vidas, tanto en el ámbito profesional como en el personal, no tiene que ser algo problemático. De hecho, es una excelente alternativa para ahorrar tiempo, dinero y también malos ratos, pues el proceso puede ser mucho más seguro que salir a comprar con la cartera llena de efectivo o tarjetas.

No obstante, y pese a todos los controles de seguridad que se han implementado, aún existen sitios fraudulentos, que se aprovechan de la confianza o el desconocimiento de algunos usuarios, para quedarse con su dinero.

Por ello, te presentamos algunas recomendaciones para que no te agarren en curva cuando compres en línea.

compras-online

  1. Verifica que sea un sitio reconocido y seguro

Puedes comprar con toda tranquilidad en portales como Amazon, porque se trata de sitios reconocidos y con larga trayectoria. Pero si te encuentras con un negocio nuevo o que sólo es conocido en el ámbito local, puedes confiar en él, si cuenta con ciertas garantías. Un ejemplo son los sellos de calidad de la AMIPCI, que aparecen en sitios web mexicanos, como Cyberpuerta. Si los ves, tienes la primera garantía de que estás en un portal seguro.

  1. Comprueba sus canales de atención al cliente

Una tienda online segura y que dé un buen servicio, debe contar con medios de contacto y atención al cliente. Número telefónico, domicilio y dirección de correo electrónico son algunos de los básicos. La mayoría de los portales también tienen perfiles de redes sociales. No dudes en poner a prueba la autenticidad de estos canales; llama por teléfono o envía un mail solicitando información. Comenta en las redes sociales y verifica que haya respuesta, y revisa también las opiniones de otros usuarios.

  1. Revisa que haya opciones seguras para el pago

Las tiendas autorizadas cuentan con diversos métodos se seguridad para el proceso de pago. Un ejemplo es Verified by Visa, un sistema que envía un código de seguridad al teléfono celular del tarjetahabiente, cuando la tienda trata de hacer el cargo a su tarjeta. Otra buena señal es que haya varias opciones para el pago, como transferencias interbancarias o depósitos.

  1. Busca las garantías adicionales

Los sitios seguros ofrecen garantías de entrega, o bien dan la opción de pagar una tarifa extra para asegurar el envío. También explican cuáles son los procedimientos a seguir, en caso de que el producto recibido no sea satisfactorio.

Aplica estas sencillas medidas y aprovecha todas las ventajas de comprar por internet.

Comments are closed.